Logística para e-commerce: camino hacia la automatización del almacén

Este artículo analiza cómo la automatización de almacenes se ha convertido en una estrategia clave para mejorar la eficiencia logística del e-commerce, ofreciendo eficiencia y adaptabilidad en un mercado en constante cambio.

Primer plano de rodillos transportadores metálicos brillantes en un sistema de manejo de materiales de un almacén, con un enfoque selectivo que sugiere movimiento y eficiencia en la logística.

Cada vez compramos más por internet, lo hacemos a través de múltiples dispositivos y plataformas y adquirimos una mayor variedad de productos. Entre 2019 y 2023, el e-commerce en España ha llegado a representar un 12% de las ventas minoristas, más del doble de su cifra inicial. A nivel global, este porcentaje asciende hasta el 20%, impulsado por la madurez de este canal en países como China y EEUU, según se desprende de un estudio sobre la logística del e-commerce elaborado por el Centro Español de Logística (CEL) y NTT Data. 

Evolución del e-commerce e impacto en la logística 

El comercio electrónico en España ha mostrado una clara tendencia alcista desde 2021, registrando en 2022 un aumento de la facturación del 25,3%, hasta los 15.627 millones de euros, según los datos de e-commerce publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. 

El estudio de CEL confirma, además, algunos cambios en los patrones de consumo hacia un modelo híbrido pospandemia, anticipando un retorno gradual a las tiendas físicas a partir de 2023. Sin embargo, el interés por las compras online se mantiene fuerte, con proyecciones que estiman que podrían superar los siete billones de euros de facturación en todo el mundo en 2026. 

Este escenario plantea desafíos y oportunidades para la logística y exige una adaptación flexible de los recursos para satisfacer tanto la demanda online como las necesidades de las tiendas físicas y garantizar que las operaciones logísticas se mantengan fluidas y efectivas.

Desafíos emergentes en la logística del e-commerce

A pesar de esta evolución al alza, la realidad es mucho más compleja. A medida que el e-commerce se afianza, retailers y marcas buscan nuevas estrategias para rentabilizar este canal. Los retrasos en las entregas, los errores en la preparación de pedidos, la necesidad de espacio logístico en zonas urbanas donde el suelo es escaso y caro, el aumento de los costes logísticos y los picos de actividad inesperados, continúan encabezando el listado de desafíos que afrontan las empresas. Estos retos se intensifican durante periodos de alta demanda, como el Black Friday, las Rebajas o Navidad. 

Texto alternativo para la imagen: "Tecla de teclado personalizada con un ícono de carrito de compras resaltado entre las teclas estándar F, H, V, B y N, sugiriendo compras en línea o la facilidad de acceso al comercio electrónico.
El comercio electrónico en España ha mostrado una clara tendencia alcista desde 2021, registrando en 2022 un aumento de la facturación del 25,3%, hasta los 15.627 millones de euros.

Rentabilidad de la logística de e-commerce

El documento de CEL revela una realidad preocupante: a pesar de su crecimiento, este negocio, muy competitivo y enfocado casi de manera exclusiva a los volúmenes, sigue sin ser rentable para muchas empresas. El 70% de las empresas encuestadas no considera rentables campañas como el Black Friday o Navidad. Asimismo, un 39% de las compañías arrojan pérdidas económicas y un 41,5% ve resentida su reputación. Entre las razones detrás de estas cifras se encuentran las demoras y los errores en la entrega de los pedidos, que afectan de forma directa en la eficiencia operativa. 

Automatización de almacenes: clave para la logística e-commerce

Frente a este panorama actual, ¿hacia dónde se dirige el futuro del e-commerce? Las empresas reconocen la necesidad de adaptarse a un entorno empresarial en constante evolución. En este sentido, la automatización de almacenes emerge como una solución estratégica para hacer frente a estos desafíos, no solo para mejorar la rentabilidad, eficiencia y precisión operativa, sino también para satisfacer las demandas de los consumidores y contribuir a los objetivos de sostenibilidad. 

Según datos de la consultora Gartner, se espera que el gasto mundial en automatización de almacenes alcance los 83.600 millones de euros para 2025, lo que supone un aumento del 11,5% en comparación con 2022. Este impulso ya se refleja en la práctica, con un 71% de los profesionales encuestados en el estudio de CEL que aseguran que ya están invirtiendo en automatización. 

Almacenes urbanos y de última generación para la logística e-commerce

El auge del e-commerce en España ha repercutido de forma significativa en el mercado inmologístico. Prueba de ello es que la inversión en suelo logístico alcanzó los 3.200 millones de euros en 2022, un 20% más respecto al año anterior. De este total, el 70% se destinó a centros logísticos de última generación, adaptados a las necesidades del e-commerce, según datos de la consultora CBRE.

La urgencia de optimizar la eficiencia en la última milla y de cumplir con las expectativas de los consumidores en cuanto a entregas rápidas y eficientes ha llevado a las empresas a instalar sus centros de distribución y almacenes en áreas urbanas, especialmente en el entorno urbano de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Zaragoza, donde el suelo es escaso y caro. La localización, el espacio y la tecnología son factores clave para el desarrollo de este tipo de instalaciones.

Sin embargo, esta necesidad representa un desafío importante para estas empresas, que están enfocadas en reducir los costes asociados a la operativa logística. Por ello, aprovechar al máximo cada metro cuadrado se ha convertido en la gran obsesión de las compañías, que están apostando cada vez más por instalar en sus centros logísticos sistemas de almacenamiento y recuperación automatizados compactos que permitan compactar el stock y ahorrar al máximo superficie de almacenaje.

Imagen de una parte de un sistema AutoStore con robots desplazándose por encima de la rejilla
El gran objetivo de las empresas es aprovechar al máximo cada metro cuadrado del almacén. Por ello, están apostando cada vez más por instalar en sus centros logísticos sistemas de almacenamiento y recuperación automatizados compactos que permitan compactar el stock y ahorrar al máximo superficie de almacenaje.

 

¿Por qué tecnología apuestan los e-commerce y el retail omnicanal?

A medida que el e-commerce y la omnicanalidad se convierten en elementos cruciales para el éxito de las compañías, factores como la inmediatez y la eficiencia logística adquieren mayor relevancia. Esto se debe a las crecientes expectativas de un cliente cada vez menos tolerante a los errores. En este contexto, los centros logísticos han evolucionado desde la gestión de palets enteros de una sola SKU hasta el manejo de cajas individuales, aumentando la importancia de las operaciones de preparación de pedidos.

El sistema de almacenaje y picking automatizado AutoStore se perfila como claro protagonista de esta nueva realidad debido a su eficiencia, flexibilidad, precisión y capacidad de integrarse con sistemas existentes, mejorando la experiencia del cliente y contribuyendo a la sostenibilidad y reducción de costes:

  • Optimización del espacio y compactación del stock:

Las entregas ultrarrápidas, impulsadas por nuevos hábitos de consumo, han fomentado la proliferación de almacenes urbanos en o cerca de las ciudades, donde el espacio logístico es limitado y costoso. Gracias a su diseño ultracompacto, AutoStore permite ahorrar un 80% de espacio respecto a un almacén manual.

  • Flexibilidad y escalabilidad:

Puede adaptarse a diferentes tamaños de operaciones, desde pequeños almacenes hasta grandes centros de distribución. Gracias a su diseño modular, puede ampliarse fácilmente y en cualquier momento, añadiendo cubetas, estaciones de trabajo y robots o ampliando la cuadrícula y sin necesidad de interrumpir las operaciones en curso. Además, es fácil de desmontar y reinstalar en otro edificio.

  • Agilidad en la preparación de pedidos:

La preparación de pedidos supone más del 50% de los costes operativos de un almacén. AutoStore reduce los errores humanos y permite multiplicar por 10 el rendimiento de picking.

  • Mejora de la experiencia del cliente:

Al agilizar las operaciones de almacenamiento y picking, AutoStore ayuda a los retailers a ofrecer una experiencia de compra más rápida y fiable, tanto online como en tiendas físicas. Esto mejora la satisfacción del cliente y fomenta la lealtad a la marca.

  • Adaptabilidad a diversos tipos de productos:

Las soluciones AutoStore son transversales y multisectoriales. Por ello, tienen un alto encaje operativo en clientes de numerosos tamaños e industrias, como moda, farmacia, electrónica, bricolaje y ferretería, groceries o recambios, entre otros. 

  • Reducción de costes operativos:

AutoStore reduce la necesidad de mano de obra y mejora la eficiencia en almacenamiento y picking, factores clave para mantener la competitividad en el sector retail.

Síguenos en LinkedIn para descubrir nuevos casos de éxito y mantenerte informado de los avances en automatización y robotización de almacenes a nivel nacional e internacional.

¿Estás pensando en automatizar tu almacén con AutoStore?

Acumulamos más de 20 años de experiencia como integradores de AutoStore

¡Contacta con nosotros!

Join our newsletter

Keep up to date, get insights and product updates straight to your inbox.

Sign up